Gas Propano

Nuestros productos

El Gas Propano es un Gas Licuado de Petróleo (GLP) incoloro e inodoro. Se suele obtener de los yacimientos del gas natural o de la destilación del petróleo mediante procesos de cracking llevados a cabo en las refinerías.

Está compuesto por una mezcla de hidrocarburos livianos principalmente propano, propileno, butilenos y butanos, que al comprimirla pasa a estado líquido, facilitando su almacenamiento y transporte de forma segura.

El gas propano a granel está considerado como un tipo de energía limpia y económica. A diferencia de otros combustibles, el gas propano a granel no libera olor ni tóxicos y tiene además un alto poder calorífico, manteniendo sus características constantes, independientemente del tipo de situación e incluso en situaciones climáticas muy adversas.

Los beneficios del gas propano

1

Una energía cómoda

En el hogar, el gas propano sirve tanto para la cocina como para la calefacción y el agua caliente. También en la industria tiene múltiples aplicaciones. Y gracias a la utilización de una misma fuente de energía se beneficiará de una facturación más clara y un mejor control del consumo.
2

Una energía segura

Además de las inspecciones oficiales regulares, controlamos el estado general de su instalación en cada suministro para garantizar su seguridad.
3

Una energía económica

El poder calorífico del gas propano supera el de otras energías permitiendo un rendimiento más elevado. Su flexibilidad ofrece la posibilidad de ajustar la temperatura de los aparatos en cada momento. Además, al ser más limpio que el fuel o el gasóleo, se alargará la vida útil de sus aparatos y ahorrará en mantenimiento.
4

Una energía limpia

Al tener un muy bajo contenido en azufre, la combustión del gas propano es limpia además de emitir un 20% menos de CO2 en comparación con el fuel o con gasóleo. Los Gases Licuados del Petróleo (GLP) cumplen con las normas ISO 14001 y pueden ser utilizados en las proximidades de los parques nacionales.
5

Una energía que llega donde otras no llegan

Su fácil y seguro transporte, así como su almacenamiento en varios tipos de depósitos y con diversas capacidades, permiten utilizar esta energía en cualquier lugar y situación.