Una energía limpia y segura

El gas natural licuado (GNL) es gas natural que ha sido procesado para ser transportado en forma líquida. Es la mejor alternativa para disponer de una fuente de energía limpia, económica y de bajo impacto ambiental en sitios apartados donde no es posible llevar el gas directamente por gasoducto.

El gas natural es transportado como líquido a presión atmosférica y a -162 °C donde la licuefacción reduce 600 veces el volumen de gas transportado.

El GNL proviene de la necesidad de compaginar las ofertas y demandas del gas natural distribuido por canalización, reduciendo así el efecto de la estacionalidad de su consumo.
Se trata del mismo gas que llega por la red de gas natural canalizada pero en estado líquido

GNL