Gas canalizado

VITOGAS también dispone de gas propano para un uso colectivo, mediante la canalización de edificios y urbanizaciones. Es la forma más cómoda de suministro para un cliente, que no se debe ocupar de nada al respecto del gas.

Hablamos de gas propano canalizado cuando a partir de un centro de almacenamiento de GLP se distribuye gas a un colectivo de viviendas, edificios, urbanizaciones o poblaciones. Los elementos en una instalación de gas canalizado son los siguientes:


Red de Distribución
Las canalizaciones de GLP son enterradas o aéreas cumpliendo la ITC- IGC 01 del Real Decreto 919/2006, 28 de Julio.

El trazado discurre desde el centro de almacenamiento hasta la llave de acometida, incluyendo la acometida.

El material utilizado para la canalización es polietileno S/ Normas UNE-53333. Se utilizan varios diámetros de tubería de polietileno.

Se coloca una banda que señaliza de 40 cm de ancho de indicación de existencia de tubería de gas enterrada. Ésta se coloca entre 20 y 30 cm por encima de la tubería y cubriendo el diámetro de la misma.


Llave de acometida
Es el dispositivo de corte más próximo o en el límite de propiedad, accesible desde el exterior de la misma e identificable, que puede interrumpir el paso de gas a la instalación receptora.


Instalación Común
Es el conjunto de conducciones y accesorios comprendidos entre la llave de edificio o la llave de acometida si aquella no existe, excluidas éstas y las llaves de abonado, incluidas éstas.


Instalación Individual
Es el conjunto de conducciones y accesorios comprendidos entre la llave de abonado, o la llave de acometida o la llave de edificio, según el caso, si se suministra a un solo abonado, excluida éstas y las llaves de conexión al aparato.

Toda instalación individual dispone de un contador de gas y mediante la lectura de contador se factura el consumo realmente efectuado por el cliente, a un precio regulado.